Reseña Histórica

El asentamiento de TANDACPATAC, existió desde la época incásica, sin embargo este poblado desaparece con el terremoto del 1.797. Posteriormente, las montañas de TANDACPATAC pasaron a ser propiedad de la familia Paredes, territorio que recibe en su seno a migrantes provenientes de la provincia de Chimborazo, uno de los primeros colonos fue el señor Francisco Ojeda. Por estas razones Don Francisco Ojeda no dudó en formar su familia en esta tierra de suelos húmedos y de climas variados, que produce aguacates, moras, peras, manzanas llegando a las frutas silvestres como el mortiño y el chalisaca, y también productos agrícolas como el trigo, cebada, maíz, papas, mellocos, ocas, fréjol, habas, arveja, carbón vegetal. Más tarde llegarían por diferentes razones procedentes de distintos lugares de la Provincia, los Naranjo, Pérez, Cruz, Mosquera, Paredes, Barros, Beltrán y así se fueron formando sus familias en este lugar llamado Tandacpata. Una de las primeras familias fue la Naranjo Ojeda siendo de allí Don Serafín Naranjo quien fue el filántropo de la localidad que donó los terrenos para construcción de la plaza o parque de la escuela y la Iglesia. La imagen de la Virgen del Quinche fue donado por los señores Serafín Naranjo, Julio Naranjo, y Domingo Pérez. Tandacpata, con la erupción del volcán Tungurahua producido en 1886 recibe la migración de varias familias provenientes de la Parroquia Cotaló, una de las más afectadas por la catástrofe natural. En el año de 1920 por gestiones realizadas ante la Ilustre Municipalidad de ese entonces por el Señor Francisco Quiroz llega a convertirse en Parroquia con 1.000 habitantes el 5 de agosto de 1920 con los caseríos: Plazuela, San Vicente, San José y Cruzpata; y siendo su primer Teniente Político el Señor Fernando Díaz, Secretario el Señor Gaspar Pérez, Primer Juez de lo Civil el Señor Eloy Cruz, por iniciativa del Supervisor escolar Señor Jativa, cuenta con una Escuela elemental y luego guiados por el liderazgo de los Naranjos, filántropos de esta tierra se da inicio en pro del adelanto de la naciente Parroquia, como es la construcción de un templo, plaza central, local escolar, caminos vecinales, cabe señalar que nos han enseñado que el trabajo enaltece a los pueblos, por esa razón los tres hermanos Naranjo construyeron con su propio esfuerzo y dinero el canal de regadío desde el Quinuales cruzando los campos a desembocar en el Charhuayacu o Corazón, herencia de trabajo que la mantenemos para ejemplo de nuestros hijos. Pero no todo lo hecho continua ya que el terremoto de 1949 destruyó lo que encontró en esta tierra y a partir de ahí, recomenzaron con nuevas metas y es así que en el año de 1955 con el esfuerzo tesonero de sus habitantes guiados por el guía espiritual Padre Asael Villacís se llega a cristalizar la apertura del carretero que conduce al centro Parroquial y se facilita el acceso a la misma y sus productos son trasladados a los mercados vecinos. Ya que antes se tenía que transportarlos en acémilas hacia el sector de Plazuela.

Deja un comentario